This store requires javascript to be enabled for some features to work correctly.

¿Qué es la comida real o Realfooding?

¿Qué es la comida real o Realfooding?

Aunque parezca un término muy novedoso, el Realfooding nació hace unos años en otros países. Este movimiento está produciendo una revolución entre aquellos que apuestan por una alimentación sana, su popularidad la debe a la gran viralidad que está consiguiendo en redes sociales, sobre todo en Instagram. El fundador de esta corriente es Carlos Ríos, veamos en qué consiste el Realfooding o Comida Real que es como lo diríamos en castellano.

¿Qué es el realfooding, real food o comida real?

El realfooding, comida real o real food, es un estilo de vida que promueve el consumo de alimentos sanos, mínimamente procesados, y evita comer productos ultraprocesados. Este movimiento clasifica los alimentos en tres grupos:
  • Grupo1: La comida real, alimentos no procesados, frutas, hortalizas, legumbres, carnes, pescados, etc.
  • Grupo2: Los buenos procesados, alimentos procesados de forma industrial o artesanal en los que no intervienen más de 5 ingredientes, hasta este límite de ingredientes se considera un procesado saludable. En este tipo de alimentos el porcentaje del resto de ingredientes pueden aparecer entre un 5 a un 10% sin disminuir su calidad nutricional. Por ejemplo la mermelada de fresa.
  • Grupo 3: Los ultraprocesados, son el opuesto al Real Food o Comida Real, son alimentos que están muy procesados, donde intervienen numerosos ingredientes y aditivos, y su consumo es considerado como no beneficioso para nuestra salud. Ejemplo, helados, salchichas, hamburguesas, sopas instantáneas, etc.
Branding realfooding Carlos Rios

Realfooding, ¿consejos básicos para una alimentación saludable?

Este estilo de vida o de alimentación promueve la concienciación sobre el procesamiento de los alimentos, y la toma del control sobre nuestra alimentación. Presentando por estas cuestiones una batalla a los procesos y aditivos que utiliza la industria alimentaria.

Los rebeldes de la industria alimenticia, Realfooders

De hecho esta comunidad o movimiento han renombrado a la industria alimentaria con el nombre de Matrix, indicando de esta manera que esta industria nos arrastra al consumo de alimentos perjudiciales para nuestro organismo, utilizando información poco precisa o engañosa, mientras lo que persiguen de vedad es generar importantes beneficios a costa de nuestra salud. Los miembros de este movimiento se declaran rebeldes del sistema de alimentación que nos impone la industria, y se sienten vencedores por haber escapado a las garras de la de los alimentos industrializados, a estos rebeldes se les dominan Realfooders. Los Realfooders han declarado la guerra a los alimentos ultraprocesados, y a la industria que los procesa, son una comunidad que defienden y promulgan la ingesta de comida con pocos procesamientos, pueden llegar a parecer hasta sectarios, ya que ellos mismos se definen como "los pocos que escapan a Matrix". Se manifiestan en desacuerdo con la ingesta de comida rápida, y pueden llegar a juzgar o ver con malos ojos, a aquellos que se atreven a disfrutar del placer de comerse una pizza o un burguer, o cualquier otro alimento que ellos consideren ultraprocesado o muy refinado.

Fear mogering, infundir temor, crear alarmismo

Si bien aparentemente estos consejos son para el beneficio de nuestra salud, también llevan implícitos otras cuestiones que no son tan beneficiosas, se habla ya de un efecto negativo en la conducta de personas que sigue sus consejos sin cuestionarlos, cayendo en el temor y alarmismo que promulgan los seguidores de esta tendencia. Este miedo a comer alimentos ultraprocesados no es equilibrado, estos realfooders, no se limitan a llevar este estilo de vida, también hacen proselitismo de sus estilos de alimentación mediante difundir la información con vídeos, libros y post en redes sociales que alertan a los consumidores para que eviten ciertos alimentos, dando consejos y recetas sin ser nutricionistas, a la par que demonizan a las industrias responsables. Realfooding en redes sociales

Ortorexia, obsesión por comer sano

Tenemos que comer con cabeza, bien informados y con equilibrio, es la fórmula que nos ayuda a tener una buena relación con la comida, todo comportamiento extremo se convierte en una obsesión o en una fobia. La obsesión por comer sano nos puede llevar a padecer un trastorno llamado ortorexia, volviéndonos esclavos de los productos ecológicos, eliminando de nuestra dieta carnes, grasas y otros alimentos, que si no son reemplazados correctamente pueden ocasionar carencias nutricionales importantes, además de vivir permanentemente obsesionados con los alimentos. Una mala relación con la comida puede derivar en cambios en la conducta, y llegar a padecer enfermedades como la anorexia y la bulimia, como conclusión una mala relación con la comida nos hace infelices y pone en peligro nuestra salud física y mental. Además el sentimiento de pertenencia a la comunidad, sentirnos parte de algo y ser aceptados puede convertirse en una esclavitud que estará lejos de hacernos más felices y sanos.

Vídeo, Deborah García Bellos, química y divulgadora científica

La realidad sobre nuestra alimentación y la industria que los procesa

Estamos de acuerdo en que individualmente y colectivamente tenemos que concienciarnos en cuanto a la alimentación, procurar ingerir alimentos saludables, y mantener una dieta equilibrada para el bien de nuestra salud actual y futura. Pero los tiempos han cambiado, y nunca mejor dicho, el tiempo ha sido un factor clave en nuestra era, el carecer de él nos ha llevado al consumo de alimentos procesados que se preparan rápidamente, ofreciéndonos el máximo sabor y atractivo visual. Tenemos que reconocer que la industria de la alimentación utiliza sustancias como conservantes, texturizantes, aditivos, etc. No es justo demonizarlos, lo justo sería controlar y establecer unos estándares beneficiosos para la salud. También tenemos que reconocerles que han hecho posible que podamos comer alimentos procedentes de regiones lejanas, que sería imposible comer sino fueran por estas sustancias, gracias a los conservantes podemos consumir productos en estado óptimo para nuestra salud. Si la leche no tuviese un proceso de pasteurización, sería difícil consumirla a diario, igualmente pasa con los yogures, el aceite de oliva, mayonesa, garbanzos en conserva, tomates en conserva y un largo número de productos, que podemos disfrutar gracias a los avances que ha hecho la industria de la alimentación. Esto no quiere decir que no persigamos desde las instituciones correspondientes las malas prácticas de la industria, ni el uso de aditivos perjudiciales para la salud. Vivimos en un país en el que podemos disfrutar de muchos alimentos de excelente calidad, y podemos escoger entre una gran variedad de alimentos procesados que cumplen con todos los requisitos para ser beneficiosos para nuestra salud. Comer productos ultraprocesados no dará como resultado una mala salud, es una dieta poco variada, sin equilibrio y prescindiendo de la pirámide alimentaria aconsejable, sumada al sedentarismo lo que nos llevará a tener una salud débil o con carencias.

La Colegiala, siempre apuesta por lo natural

Desde el principio apostamos dentro de la industria panadera, por elaborar productos naturales, utilizando las mejores materias primas para mejorar la alimentación de los españoles. Nos gusta trabajar con productos frescos y naturales, por ello utilizamos los productos de la huerta murciana, conocemos a la persona que las cultiva, generamos sinergias con nuestros vecinos para suministrarnos la mejor materia prima. Desde nuestros comienzos en el año 1982, utilizamos harina integral, ya entonces cumplíamos la normativa que se puso en vigencia el 26 de abril de 2019 (enlace: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2019-6994), nuestra filosofía desde el principio fue apostar por productos integrales, por la nutrición y la dietética (enlace: https://www.lacolegiala.com/nacimos-de-una-rosquilla/) Desde entonces, hemos innovado utilizando harinas de espelta, centeno, con cereales, harinas sin gluten, panes ecológicos (https://www.lacolegiala.com/panaderia/pan-ecologico/), y nuestro novedoso pan de proteínas con 85% menos de carbohidratos y alto en proteínas, especial para deportistas. Es y ha sido nuestro modelo de negocio, ofrecer productos de alto valor nutritivo, sanos para la salud y que hagan disfrutar a los paladares más exigentes, y no sabemos hacerlo de otra forma. Seguiremos innovando y mejorando nuestros productos con los más altos niveles de calidad y saludables.