This store requires javascript to be enabled for some features to work correctly.

Comida casera para este invierno

Comida casera para este invierno

Podríamos decir que la pandemia ha devuelto de alguna forma el cariño que se había perdido hacia lo tradicional. Estar en casa en familia viendo una película, jugar con los niños a juegos de mesa, hacer postres o pan, etc.… Son algunas de las actividades que nuestro día a día nos había robado.

En este tiempo de confinamiento nos hemos enseñado a querernos, a valorar las personas que tenemos más cerca y a disfrutar de una buena comida con nuestros seres queridos. L@s cocinitas quizás hayan aprovechado este tiempo para profesionalizar sus platos, pero el resto de los mortales aun sabiendo sus bondades, seguimos mirando a otro lado cuando nos hablan de cocinar comida casera.

Beneficios de la comida tradicional de La Colegiala

1. Las frutas y verduras utilizadas para realizar este tipo de platos son de primera calidad. En el caso de los platos calientes del menú de La Colegiala, son de procedencia nacional por lo que al acortar el tiempo de recogida y puesta en el plato su sabor es todavía más intenso.

2. Los alimentos que se emplean son de temporada por lo que su sabor va en consonancia con la estación del año.

3. En la mayoría de platos caseros se incluyen legumbres que aportan un toque energético y evita que tengas tentaciones de comer otro tipo de productos no tan sanos. Al saciar tu estómago con alimentos ricos en vitaminas hace que no tengas necesidad de añadir ningún otro tentempié menos sano para llenarte.

4. Como en La Colegiala conocemos la dificultad de poder cocinar este tipo de platos de forma rutinaria lo hacemos por ti. Publicamos todas las semanas en nuestras redes sociales el menú semanal en el que incluimos platos caseros cocinados tal y como los haría tu abuela.

Platos calientes hechos con amor

En España podemos estar orgullosos de contar con una riqueza gastronómica que ha atravesado fronteras. Desde Galicia hasta el Mar Mediterráneo y desde Gerona hasta Huelva, nuestro país es una fábrica de platos caseros que, a día de hoy, siguen formando parte de la mesa de muchas personas que, como tú y la familia de La Colegiala, confiamos en una nutrición tradicional.

Hoy te vamos a hablar de dos de nuestros platos de caliente que solemos tener en nuestros menús semanales y que seguro podrás saborear si sigues leyendo este post a través de nuestras palabras.

Lentejas con chorizo

Este plato de invierno nos llega desde la riquísima provincia de Ávila donde gracias a su gran variedad de carnes dan como resultado esta preparación caliente que se fundirá en tu paladar en cada cucharada.

Su ingrediente clave son las lentejas, cuya variedad empleada se denomina pardina. Después se añade el chorizo, en ocasiones también morcilla y/o panceta además de acompañarlas con un hueso de jamón con su tuétano.

Durante su cocción le añadimos un laurel y un sofrito de cebolla que aromatiza el conjunto junto con el espolvoreado pimentón rojo que impregna esta preparación tan castiza. También se añaden verduras como cebolla, zanahoria cortada, ajo y tomate, todo ligado a través de un sofrito que le da ese toque tradicional y le aporta las vitaminas que necesitas para afrontar tu día a día. Lo puedes tomar bien en cualquiera de nuestros establecimientos o llevártelo a casa.

Olla gitana

No podíamos dejar de hablar de un plato tan nuestro como es la Olla Gitana. Este plato de caliente sube la temperatura en los días más fríos y pone tus defensas en pie de guerra. La variedad de legumbres y verduras que se utiliza para su preparación, lo convierten en una fuerte de energía natural y deliciosa.

Lo que tiene realmente de especial este plato es que se le añaden peras. Si, seguro que si no eres de esta zona de España te parece raro, pero las peras junto con las judías verdes, calabaza, tomate, patata y garbanzos hacen una mezcla digna de saborear. El azafrán, la hierbabuena y un toque de sal, convierten a este plato que se sirve muy caliente en el rey del invierno.

Ahora solo falta que pongas el mantel y la cuchara, que lo demás lo hacemos nosotros ¡FELIZ INVIERNO!