This store requires javascript to be enabled for some features to work correctly.

Cómo ayudarles a la vuelta al cole después de tanto tiempo: Desayunos saludables

Cómo ayudarles a la vuelta al cole después de tanto tiempo: Desayunos saludables

Empieza septiembre y con ello una nueva etapa escolar. La mayoría de los niños y adolescentes abandonaron el aula en marzo, por lo que si siempre este mes era difícil comenzar con la rutina escolar, imaginar ahora a nuestros pequeños guerrer@s dentro del aula. Además no va a ser una vuelta al cole al uso, pues las restricciones y la nueva organización de las aulas puede hacer este paso todavía menos llevadero. Nuestra labor es acompañar a nuestros hijos a comenzar este mes cargados de fuerza y energía positiva para que este año cumplan sus objetivos académicos al 100%. Cómo ayudarles a la vuelta al cole después de tanto tiempo 1

Pasos para volver a la rutina escolar

  1. Hora de acostarse
Es importante que los niños vuelvan a retomar un horario para dormir. Las primeras semanas es normal que les cueste, pero pronto se acostumbraran a descansar las horas que les corresponden. El estar descansados le ayudará a funcionar mejor en el cole, a tener un buen comportamiento y un mejor rendimiento.
  1. Retomar los hábitos deportivos
Volver a sus rutinas deportivas les ayudará a deshacer esa energía que caracteriza a los niños y a descansar mejor. Además, les vendrá bien para controlar el peso y reducir esos kilitos de más que pueden haber ganado en verano. El deporte es fundamental para llevar una forma de vida saludable tanto para niños como para adultos.
  1. Reducir el tiempo en las pantallas
La cuarentena y el verano le han hecho un flaco favor al tiempo libre de los pequeños de la casa, pues se ha favorecido el que pasen más tiempo frente a las pantallas. Ahora es el momento de recuperar el juego al aire libre, salidas al campo y pasar tiempo con los amigos. Como dicen los expertos se debe poner un horario al uso de los aparatos electrónicos dependiendo la edad del menor.
  1. Rutinas de alimentación
Establecer unos horarios para las diferentes comidas les ayudará a reorganizar su día a día. Si el niño come en el comedor, debes prestar atención a lo que toma durante el desayuno, el almuerzo que lleva al cole, la merienda y la cena. Controlar las calorías que toman así como la variedad de alimentos le ayudará a tener unas defensas fuertes y llevar esta etapa de adaptación mucho mejor. Si debemos hacer hincapié en una comida en especial, esta es el desayuno, pues de ahí depende la vitalidad del niño para afrontar el día a día.

¿Quieres saber cómo ofrecerles un desayuno saludable?

Desayunos saludables para niños

Desayunos saludables para niños y adolescentes

La primera comida del día es la clave para que la vuelta al cole vaya rodada. Hemos dejado ya de lado los deliciosos helados, las comida rápida y las chuches para dar paso a una alimentación que les llene de vitalidad y les aporte la energía que necesitan. En La Colegiala sabemos que para ellos siempre buscáis lo mejor y por ello nuestro afán de hacer productos artesanales con los ingredientes de siempre y la maestría que ha demostrado nuestro obrador durante todos estos años. Dentro de los desayunos saludables para niños, está genial introducir nuestro bollo de leche, sobre todo para los más pequeños cuyos dientes todavía no tienen suficiente fuerza, pues su textura es suave y fácil de masticar. Tiene un aporte extra de leche que da el calcio que necesitan esos huesecillos para hacerse fuertes y grandes. También puedes combinar con tostadas de pan de molde blanco, bien acompañadas de aceite de oliva o mermelada. Con muy poco contenido graso, sacia y aporta vitaminas ideales para el crecimiento, además están exentos de conservantes ni aditivos. Los niños más golosos también tienen opciones saludables que además de ser dulces son muy muy sanas. Como la suave y tierna ensaimada casera de La Colegiala que es una de nuestras piezas de bollería con menos calorías o la madalena casera, sin conservantes hechas tal y como las hacían nuestras abuelas. Para los jovenzuelos más gourmets, los croissants son el alimento energético que necesitan. Además de una gran fuente de fibra, nuestros croissants son productos ricos en hidratos de carbono pero muy bajo en azúcares. Están hechos con grasas vegetales casi en su totalidad por lo que están exentos de grasas hidrogenas. No hay duda que los niños y adolescentes tienen por delante una etapa difícil pero para eso estamos nosotros para acompañar estos momentos con mañanas llenas de ternura y buen sabor.